El nistagmus es una patología oftalmológica compleja, poco común y que se presenta como un movimiento involuntario de los ojos. Este movimiento es constante y suele repetirse en el tiempo. El tratamiento para el nistagmo varía en función de la causa que lo esté provocando.

 

Se define al nistagmus como un movimiento involuntario, rápido y repetitivo de los ojos. Se trata de una oscilación ocular, normalmente bilateral, es decir, que suele afectar a ambos ojos a la vez. Estos movimientos pueden ser de varias formas: rotacionales, verticales u horizontales. No obstante, el nistagmo horizontal es el más común.

 

Causas del nistagmo

Las principales causas de un nistagmo pueden ser congénitasneurológicas o idiopáticas (desconocidas).

Un movimiento involuntario de los ojos también puede aparecer de forma temporal a causa de una desorientación o mareo (tras subir a una noria o montaña rusa) o debido al consumo de estimulantes (alcohol y drogas) o determinados medicamentos.

Algunas enfermedades tienen como signo característico el nistagmo:

  • Aniridia o ausencia de iris.
  • Lesiones cerebrales por trauma o tumor.
  • Esclerosis múltiple.
  • Infarto (la causa más habitual en la 3ª edad).
  • Síndrome de Wallenberg.

Signos y síntomas del nistagmus

Como signo general se presenta el movimiento sacádico e involuntario del globo ocular. IMPORTANTE no confundir con el temblor involuntario del párpado, conocido como blefaroespasmo que es mucho más frecuente, tiene otras causas y no reviste gravedad.

Tratamiento

El principal objetivo que persigue el tratamiento para el nistagmus es mejorar o preservar la salud visual, disminuir la intensidad del movimiento de los ojos y corregir el tortícolis.

Si el nistagmo está asociado a otra patología, como puede ser una catarata, lo más importante es comenzar con el tratamiento específico de la misma.

Pin It on Pinterest

Share This