Bajo anestesia tópica, utilizando un microkeratomo, se hace un pequeño flap de tejido de epitelio y estroma, levantando en la parte superior de la cornea dejando expuesto el  tejido estromal, el cual es tratado con excimer laser para moldear la curvatura corneal dependiendo del defecto de refracción.

Luego se recoloca el flap después de efectuando el procedimiento. El paciente experimenta una mejora en su vista sin dolor, ni molestias, permitiéndoles regresar a su vida normal el día siguiente.

Lasik-Procedurecorneal_transplant1

 

Pin It on Pinterest

Share This